¿CÓMO LIMPIAR EL SOFÁ?

Según el tejido y modo de fabricación deberemos contemplar varias opciones:

1-      Si los sofás son desenfundables, suelen ser muy sencillos de limpiar y con sólo meter la funda a la lavadora o lavándola a mano (si es muy delicada) ya sería suficiente.

2-      Si el sofá no es desenfundable o el tapizado es más complejo. Si hay manchas superficiales (siempre que la tapicería no sea de algodón o lana) podemos quitarlas con un trapo húmedo escurrido y jabón neutro. De la misma forma, algunos tejidos toleran ser tratados con la típica vaporetta. En cualquier caso, antes que nada debemos mirar su etiqueta con instrucciones de lavado.

3-      Para quitar el polvo y suciedad superficial es suficiente con pasar cada semana la aspiradora

Es completamente normal que el uso a diario del sofá lo acaba dejando sucio, con la tapicería manchada, con pelos o restos de comida etc. Dejar el sofá limpio otra vez o como nuevo requiere una limpieza muy a fondo.

Para mantener el estado de limpieza y que dure mucho más, recomendamos tomar precauciones a la hora de consumir alimentos. Utilizar un plato para recoger las migas, no apoyar restos de comida sobre la tapicería, y en caso de derrame de alguna bebida, limpiarla y secarla tan pronto como se pueda para evitar que la mancha se quede de manera permanente(siempre utilizando agua y jabón neutro). La rapidez es vital para conseguir un buen resultado.

Nuestra puntuación

Deja un comentario