CHESTERFIELD PARA TODOS

Este mueble data de principios del siglo XIX y es un icono de elegancia y buen gusto. Se dice

que surgió de las exigencias del IV Conde de Chesterfield, el cual necesitaba un sillón dónde la

gente pudiese sentarse con la espalda erguida. El Conde, habitual de los elitistas clubes de

Londres, se dio cuenta que no había asientos cómodos donde poder conversar durante horas,

por lo que diseño un mueble que permitiese tener una postura recta.

Con el tiempo, y con la fama que fueron adquiriendo estos sillones entre la nobleza y las clases

más altas, fueron diseñándose variantes de este sillón, como por ejemplo, el modelo de sofá

que conocemos hoy día.

Por todos es conocido el gusto por el lujo que había en el Londres del s.XIX. Las apariencias y el

estatus social eran lo más importante para la gente adinerada. Tenemos el ejemplo del famoso

dramaturgo Oscar Wilde (1854-1900) que decía: “A mi dadme lo superfluo, que lo necesario

todo el mundo puede tenerlo”

De ahí el éxito del sofá Chester. Empezó a popularizarse en los Clubes de Londres, en las

oficinas de los banqueros, en las casas de los burgueses y en cualquier lugar dónde hubiese

una familia adinerada. Con el paso del tiempo, este sofá clásico se convirtió en sinónimo de

buen gusto y se popularizó más allá de las clases ricas.

En SofasAlGusto tienes la posibilidad de tener tu propio “Chester”, por un precio asequible.

Hecho con las medidas personalizadas que nos proporciones.

Diseñado a tu gusto, con piel, polipiel, tela, con la textura que desees, sin ningún tipo de

inconveniente.

Recuerda que en SofasAlGusto tenemos un equipo de profesionales que te aconsejarán para

que el resultado sea óptimo. No lo dudes más, te invitamos a que visites nuestra fábrica y lo

compruebes por ti mismo.

Sin intermediarios, de la fábrica a tu hogar.

Nuestra puntuación

Deja un comentario