3 tips para decorar tu sofás

Es tiempo de estar en casa, así que ahora más que nunca necesitas estar a gusto en ella. Los complementos y accesorios son esos elementos que hacen que una casa sea personal. Ahora que vamos a pasar más tiempo en nuestros hogares puedes ser un buen momento para cambiarla y darle ese toque diferente que llevas tiempo buscando 😉

Desde Sofás al Gusto queremos mostrarte tres accesorios que ayudarán a tu sala de estar y, especialmente a tu sofá, a tener un estilo distinto y de lo más acogedor.

Mantas y textiles

Las mantas son un complemento que ,especialmente en los días de fríos, interesa tener  a mano, pero ¿y en verano? Lo primero que piensas es en guardarla en ese armario hasta el año que viene, pero nosotros te vamos a dar otra solución. Para conseguir un sofá diferente solo tienes que colocar la manta en la posición adecuada. Por ejemplo, sobre el respaldo, combinando con el color del sofá. Dos colores en uno que le aportarán más luz y color a tu cuarto de estar 😍

Por otro lado, las mantas y textiles en tonos neutros y materiales naturales combinan a la perfección con la mayoría de los estilos. Además, al tener un tono neutro no te cansarás fácilmente de ellos.  Al cambiar los textiles es posible renovar toda la decoración y estilo de un ambiente.

Fundas para sofás

En muchas ocasiones nos apetece darle un look nuevo a nuestro salón, pero no disponemos de suficiente tiempo o dinero para elegir muebles nuevos. Una solución a este problema son las fundas para sofás.  

Actualmente existen cientos de colores 🎨 , tejidos y estampados que te permitirán darle un aire nuevo a tu salón. Por ejemplo, esta primavera- verano uno de los colores que más de moda va a estar es el verde oliva. Si le pones a tu sofá una funda de este color junto con unos cojines en color mostaza, le darás un toque veraniego a tu salón con muy poco.

Cojines

Los cojines sirven para acrecentar el poder de atracción que ya tiene el sofá por sí mismo. Por ello, elegir el tamaño y el color adecuado es todo un reto. Te ponemos algunos ejemplos:

Sofá blanco o beige, cojines variopintos. La gran ventaja de tener un sofá de color blanco es que combina con cualquier tonalidad o estampado. Por lo tanto, si quieres romper con el ambiente usar tonos más vivos y si quieres conseguir armonía y paz visual, combínalo con colores más claros, como puede ser con cojines azules.

Sofá gris, cojines degradados. gris es el color por excelencia, además de ser elegante se amolda a casi cualquier estilo. Puedes apostar por los clásicos blanco y negro que combinan a la perfección o puedes ser más arriesgado e incorporar un amarillo rompedor. También puedes mezclar cojines grandes y pequeños para dar relieves.

Sofá rojo. Aquí si juegan un papel clave los cojines, pues el rojo es un color muy llamativo. El objetivo de los cojines es aligerar el gran peso que tiene esta tonalidad, y lo mejor es usar estampados o lisos de su misma familia cromática.

No olvides leer 💁‍♂️ Aprende a vestir tu sofá con cojines 

Pues hasta aquí el artículo de hoy, esperamos que os gusten todas nuestras ideas. ¿Tienes algún accesorio más en mente? ¡Cuéntanoslo! 😀

Nuestra puntuación

Deja un comentario